La basura se come al planeta

La basura se come al planeta

Fecha de Publicación: 27/11/2008
Fuente: AFP
País/Región: Internacional



Los desechos generados en las ciudades representan un problema en aumento, a medida que la población crece.
La basura que se genera en las ciudades es un problema que adquiere mayores dimensiones a medida que la población mundial crece.
El desarrollo tecnológico en los países donde la sociedad de consumo prevalece, potencia la creación y acumulación de basuras y desechos, que ya difícilmente son asimilables por la naturaleza.
Si no se toman medidas urgentes, no sólo el medio ambiente está en peligro, también lo está la salud del ser humano.

Un futuro desolador
El caos surgido en la ciudad italiana de Nápoles como consecuencia de la acumulación de basura en sus calles es uno de los casos más dramáticos hasta ahora entre los países desarrollados.
Pero no sólo en las ciudades la basura es un problema. En el mar quizá se esconde un problema de dimensiones aún mayores, ya que en el Océano Pacífico se ha encontrado una "sopa de plásticos" que tiene dos veces el tamaño de Estados Unidos.

Nápoles, un problema crónico
Desde hace 14 años, Nápoles sufre una situación de emergencia con sus basuras, pero en los últimos meses el conflicto ha estallado porque sus calles se han hecho intransitables e irrespirables.
Datos sanitarios indican que la incidencia de cáncer ha ascendido de forma considerable entre los napolitanos. La causa de esta situación es la falta de espacio donde tirar la basura y proceder a su incineración o eliminación.

No hay sitio para tanta basura
Y es que en Nápoles ya no hay sitio donde tirar la basura, un problema que se conocía desde hace tiempo, pero con el que no se han tomado medidas preventivas, hasta que las calles napolitanas han cambiado su fisonomía porque las bolsas de plásticos y los desperdicios diseminados se esparcen por ellas.
Los olores son nauseabundos y el peligro de que surjan epidemias mantiene alerta a las autoridades que se debaten entre intensas polémicas cómo atajar este grave problema. Hasta ahora el Gobierno italiano crea de vez en cuando un agujero de emergencia o paga a otro país para mandársela en tren.
Pero esta grave situación localizada en la ciudad italiana, es un problema ya endémico en muchas ciudades del mundo en desarrollo, en las que la basura se acumula en cantidades ingentes, sin la más mínima protección higiénica.
La acumulación de basura es un problema de muy difícil solución en la actualidad. Y lo peor todavía está por llegar porque los desechos aumentan en forma proporcional a como lo hace la población mundial.
La acumulación de basura se comenzó a producir cuando el hombre empezó a tratar las materias primas de forma desordenada, producto de las actividades humanas.
Las basuras eran fundamentalmente biodegradables, pero a medida que se extendió el uso del plástico y surgió el desarrollo de las tecnologías, aumentaron los restos, como componentes electrónicos y eléctricos, a los que se deben aplicar un tratamiento especial para lograr su desaparición o, en su defecto, su transformación.
Aunque no se puede calcular la basura que se genera en el planeta, se estima que se recogen anualmente entre ocho y diez mil millones toneladas al año de desechos industriales, de minería, de agricultura, de la construcción , químicos, etc. Además, no todos los países generan el mismo tipo de restos desechables.
De entre los países en desarrollo, la India es uno de los que más basura genera y los espacios dedicados a ella están a punto de llenarse. Pero la densidad de la población continúa, y se prevé que en la capital, Delhi, la basura se multiplique por tres en los próximos 20 años, mientras que en la actualidad sólo se recicla un 10 o 15 por ciento.
La basura no debería existir
Ecológicamente se considera que la basura no debería de existir, puesto que la naturaleza enseña que todo lo producido y creado es reintegrado al medio. En el caso de la basura se aconsejan técnicas de eliminación por medio de su reutilización y reciclaje.
Ya, en muchos de los países desarrollados se ha impuesto una política de concienciación ciudadana por la cual se separan los distintos tipos de basura que se generan.
Las funciones de reciclaje son, en primer lugar disminuir la cantidad de desechos potenciales en los productos. Orientar la fabricación de productos a la reutilización y reciclaje en todos los niveles de producción, consumo y eliminación.
Aquellos desperdicios que no pueden ser reintegrados al ciclo productivo deben ser adecuadamente canalizados, en especial los desechos peligrosos. Y, ante todo, desarrollar técnicas de eliminación de residuos que sean inocuas y no perjudiquen el medio ambiente.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs