Piden a los gobiernos salvar a la mariposa monarca



El WWF urge a México, EU y Canadá evitar extinción de la mariposa monarca

Fecha de Publicación
: 16/02/2014
Fuente: CNN México
País/Región: América del Norte


El Fondo Mundial para la Naturaleza exigirá a mandatarios de América del Norte la protección del hábitat y la reducción del uso de herbicida
El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) urgió este martes a los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá a emprender acciones para evitar la extinción de la mariposa monarca, ante la tendencia a que desaparezca su fenómeno migratorio.
Este tema es "para preocuparse y ocuparse inmediatamente porque hay una tendencia muy clara a la desaparición del fenómeno migratorio, lo que no habíamos visto en 20 años", dijo Omar Vidal Pinzón, representante de México ante el WWF, quien también hizo notar que de no mantenerse esa migración, es muy posible que se extinga dicho animal.
El representante de la mayor organización conservacionista independiente en el mundo exhortó a aprovechar la reunión que sostendrán los presidente de México, Enrique Peña Nieto, y de Estado Unidos, Barack Obama, con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.
El encuentro se realizará el 19 de febrero en Toluca, Estado de México, en el marco del 20 aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), cuyo logo justamente es la mariposa monarca.
Las mariposas monarca están ahí desde "antes que los humanos llegáramos a estos tres países, son un vínculo que nos une a los ciudadanos y es el momento que levantemos la voz en los tres países; hay mucho en juego, perdemos un tesoro de la humanidad", dijo.
De ahí que la WWF planteara que los mandatarios Peña, Obama y Harper concreten un plan de acción, con medidas inmediatas como la protección y restauración del hábitat de esa mariposa en las tres naciones, la disminución del uso de herbicidas en Estados Unidos y el incremento de apoyos económicos a comunidades en México.
La mariposa monarca (Danaus plexippus) viaja cada año, más de 4,000 kilómetros, desde Estados Unidos y Canadá hasta México. Esta especie tiene un ciclo de vida de dos a cinco semanas.
Los santuarios creados para su conservación son un patrimonio cultural de la humanidad, por lo que los tres países de América del Norte tienen la responsabilidad de protegerlos, de actuar de manera “decidida y rápida”.
En el caso específico de México, hizo notar que esta especie ha dado muchos beneficios económicos y sociales a las comunidades a donde llegan estos insectos.
El directivo alertó que si se extinguen las Monarca, desaparecerían los bosques y mucho del atractivo de la región. Además, gracias a este patrimonio, más de 80,000 turistas de todo el mundo visitan comunidades de Michoacán y el Estado de México.
A pesar de que la situación es crítica, “estamos todavía a tiempo” de actuar con determinación, por eso recalcó “el llamado a los países a actuar de manera inmediata. De ser así, la Monarca podrá resurgir y adaptarse a los cambios climáticos”.
“Lo cierto es que el gobierno de México ha hecho su trabajo, la sociedad mexicana, las empresas mexicanas que están invirtiendo ahí, sobre todo las comunidades y los ejidatarios, pero no es suficiente sino se protege en Estados Unidos y Canadá”, enfatizó Omar Vidal.
Durante la temporada de 2013 a 2014, las mariposas monarca llegaron en menores cantidades al país y abarcaron 43.7% menos hectáreas que en la temporada pasada, según el monitoreo realizado por la WWF y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
De acuerdo con datos de la WWF, esto se debe a la deforestación y la tala ilegal del bosque, así como los cambios climáticos extremos, con inviernos muy fríos o veranos muy calientes y secos en Estados Unidos.
Eso afecta la supervivencia de los huevecillos y de las larvas, así como la pérdida del hábitat reproductivo de la Monarca.
Al respecto explicó que las mariposas ponen los huevecillos en unas plantas llamadas algodoncillo, de las que también se alimentan y se desarrollan, pero con el uso masivo de herbicidas desde 1999 se ha matado una cantidad muy grande de esas plantas.
Ello ha provocado que las larvas ya no tengan una fuente de alimento importante y que de las 18 hectáreas que cubrían las mariposas en otros años, la cifra disminuyera a menos de una hectárea en el último año.
También mencionó que no se pueden contar las mariposas en los santuarios en México porque son millones, pero se calcula su número por la superficie que ocupan, lo que es un indicador de la abundancia o escasez de esos animales. El nivel más alto se registró en el periodo 1996-1997, con más de 18 hectáreas.
Otro signo de preocupación es que pese a que esa especia arriba a 17 colonias en México, identificadas como históricas, en 2013 sólo hubo siete: tres en Michoacán y cuatro en el Estado de México, donde además la cantidad de individuos fue mucho menor que en los años anteriores.
"México está haciendo lo que le toca hacer, no hay que bajar la guardia con la tala ilegal porque el fenómeno puede volver a surgir", por lo que urgen más recursos y apoyar de una manera más coordinada a las comunidades que no pueden explotar el bosque pero están comprometidas con la conservación de este fenómeno migratorio.
A Estados Unidos, en tanto, le han recomendado limitar o detener el uso de esos herbicidas que matan los algodoncillos y que quitan el hábitat y alimento a las Monarca, así como controlar el avance de la frontera urbana en las zonas agrícolas donde se ubican esas plantas para evitar su destrucción.
El Fondo Mundial para la Naturaleza reconoció que en este aspecto se trabaja en Estados Unidos, a través de la sociedad civil, pero "no son de la escala necesaria para el reto que estamos enfrentando", por lño cual instó a iniciar programas masivos de replantación de algodoncillo.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs